Estas son las sandalias ‘ugly’ de 700 euros que Marta Ortega lleva con calcetines: planas, con maxihebilla y forradas de pelo

Si algo tienen en común todos los zapatos que más lleva Marta Ortega es que son cómodos. Pero es que además de eso, su calzado siempre es tendencia y si no, ella crea la tendencia. Sus apuestas estilísticas se mueven entre algunas de Zara y el resto de grandes firmas con carácter urbano y versatilidad a la hora de combinarlos con diferentes prendas y estilos a la hora de vestir. La hija pequeña de Amancio Ortega es toda una fuente de inspiración gracias a su particular gusto.

En materia de calzado, y teniendo en cuenta un panorama en el que los zuecos de goma sintética se cuelan en los armarios de las mejor vestidas, ya nada sorprende. Hasta que llega Marta Ortega con su look más invernal y vuelve a hacerlo: sandalias abiertas y cómodas con calcetín gordo para resguardarse del frío. Y todo eso para dar un paseo con Carlos Torretta y Matilda, la primera hija en común de la pareja, que nació el pasado 21 de marzo en La Coruña.

Tal y como demuestran las imágenes que ha publicado esta semana la revista Hola de la pareja, no hay tendencia con la que Marta Ortega no se atreva. Solo le han hecho falta unos jeans rectos y un abrigo de estampado animal para calzarse sus sandalias con hebilla dorada y pelo por dentro de la firma Sacai, para hacer frente al húmedo y frío otoño. Las sandalias están a la venta por 775 euros.

No es la primera vez que se arriesga con una apuesta estilística como esta. Ya lo hizo el invierno pasado con unas chanclas forradas de terciopelo de la colección SRPLS de Zara, a juego con su abrigo verde militar. Una apuesta tan difícil de llevar como los shorts de punto: en verano son demasiado y en invierno no sirven para protegerse del frío por razones obvias. Pero ahí estaba ella, con unos calcetines gordos de color negro debajo y, seguramente unas cuantas capas más. O tal vez eran calcetines térmicos adaptados a deportes de nieve. Todas las opciones sirven para imitar su estilo.


Fuente: Leer Artículo Completo