Estos vestidos largos y en tendencia dicen que las mujeres de 50 años son los lleva mejor los llevan

A medida que Instagram cumple años, parece que también lo hacen sus mejores valedoras. Las influencers ya no soplan una cantidad de velas comprendidas entre las 20 y las 30. Las que más saben de moda, y de la vida en general, son aquellas que presumen de edad, madurez y un armario construido a base de tendencias encadenadas, mucha paciencia y un espacio, sino infinito, muy bien distribuido. Las mujeres de 50 saben latín y cualquier cosa que les preguntes y por supuesto, conocen mejor que nadie el cuerpo femenino porque lo tienen estudiadísimo; llevan medio siglo de observación y cuidados y no hay centímetro cuadrado que hayan explorado. También saben qué sí, y qué no porque seguramente cualquier cosa la llevaron antes que las que más likes acumulan hoy, menores de 30.

La madurez es un escalafón, un grado, un premio y un estado mental. Y si Instagram lo sabe y lo celebra, las marcas de moda no iban a ser menos. Acostumbradas a look books con una media de edad baja, cuando las tendencias aconsejaron subirla empezamos a verlo todo más claro. Hoy, además de Iris Apfel, un pareja de octogenarios tailandeses propietarios de una lavandería arrasan en las redes, y entre un extremo y otro está Grece Ghanem, una entrenadora personal convertida en modelo con la melena (y el cuerpo) plateada más perfecta de Montreal yun armario construido a base de vestidos de COS (entre otras mil marcas) que no sabemos muy bien si ha elegido ella, o si ha sido al revés.

1. El más largo y cómodo

El que casi cubre los tobillos o de hecho lo hace según la altura de quien lo lleve, tiene la magia en el escote; mejor dicho, en los dos escotes. De un azul klein capaz de resaltar cualquier bronceado por claro que sea, sus tirantes anchos enmarcan la zona del pechoy del cuello tanto por delante como por detrás, donde la espalda se embellece con la forma que estos adquieren. Acampanado, y con una falda con tanto vuelo que no necesita ni de probador, es el vestido uniforme del verano. Queda divino con chanclas, con bailarinas, con mules, con zapatillas… Con lo que quiras.

2. El más celebrado

La edad no importa, pero parece que este vestido negro, ceñido, con el escote subido y cuadrado por delante y de tirante espaguetti, ha elegido a las que han cumplido medio siglo porque lo defienden como nadie. Entubado pero lo justo como para poder caminar con total comodidad, clásico y sencillo hasta el extremo, es el perfecto para todo: bodas, cañas, paseos, selfies o terrazas en la sombra. No tiene nada pero sin embargo lo cuenta todo de quienes lo llevan, pues es la segunda piel que eligen las mujeres más elegantes.

View this post on Instagram

Dark romance ✨

A post shared by Grece Ghanem (@greceghanem) on

3. El más clásico (de COS)

Cada firma tiene su seña de identidad, y la de la firma sueca hermana de H&M son sus vestidos oversized, sin aparente forma, pero con una estructura estudiada para que se adapte a todos los cuerpos y a todas las circunstancias. Arquitectura pura y dura dibujada sobre telas de alta calidad y casi siempre, carentes de estampados, que no color. También de tirantes anchos, y con una falda XL que más que vuelo, habla de elegancia, estamos ante otro vestido que si bien las treintañeras podrían llevarlo perfectamente, tiene este toque de madurez que las mujeres de 50 identifican (casi siempre) con mayor rapidez.Su color flúor nos chifla, y la melena blanca de Grece Ghanem parece estar en sintonía con nosotras, pues el contraste es lo más.

View this post on Instagram

Relaxed elegance 💫 @cosstores #COSbyyou #cosstores

A post shared by Grece Ghanem (@greceghanem) on

4. Bonus extra: el corto perfecto

Los vestidos largos que la influencer luce y con los que presume delante de la cámara son ideales. El corto color rojo que muestra sus piernas atléticas, es la bomba. Como los tres anteriores de COS, la sencillez se apodera del estilismo, y en esa falta de todo y de nada está la gracia, porque si bien es una prenda que quizás hasta podría pasar desapercibida en un perchero de la tienda, las mujeres de 50 saben que tiene mucho más que un tono bonito, un escote cuadrado favorecedor o una silueta sencilla: es un escándalo lo bien que sienta, pues se ajusta como pocos al pecho, la cintura y las caderas.

SUSCRÍBETE AQUI a nuestra newsletter para recibir todas las novedades de Glamour

Fuente: Leer Artículo Completo