Guía de estilo para llevar pantalones blancos en invierno – Jeans

Gala González, una de las prescriptoras de estilo de nuestro país más reconocida a nivel internacional, nos contaba hace algunos meses que uno de sus básicos de armario eran los pantalones vaqueros blancos, sobre todo en invierno. El motivo no era otro que, a pesar de combinar con cualquier prenda, aportaban un toque de diferenciación a los estilismos más sencillos, especialmente cuando las temperaturas bajaban y no se espera encontrar tanto este tono más asociado al verano. Además de ella, son muchas otras las insiders internacionales que no limitan este níveo color al verano y que han demostrado continuamente que los pantalones blancos de cualquier tipología tienen cabida en el guardarropa durante todo el año.

Por supuesto, las fórmulas para llevarlos con estilo varían. Si bien en verano encajan mejor con azul pastel, sandalias beiges o doradas y camisas fluidas de lino, en la época fría del año es más apetecible apostar por mezclarlos con tejidos como el cuero, optar por tonalidades oscuras como el azul marino y también por jerséis de punto oversize en tonos tierra creando una armonía tonal.

Bien sean los pantalones blancos de pinzas de pinzas más formales, los de tejido denim o los tan demandados jogger, esta prenda se ha constituido como todo un básico de armario en cualquier estación. Toma nota de cómo combinan los diferentes estilos de pantalones blancos las que más saben de moda y apunta todos sus trucos para no dejarlos olvidados hasta el verano:

Para un look desenfadado, prueba a mezclar unos pantalones vaqueros blancos con deportivas, jersey estilo polo y una clásica cazadora de cuero.

Unos pantalones blancos con pinzas serán tus mejores aliados si eres amante de los estilismos de carácter preppy. Llévalos con mocasines, chaleco y una camisa que actualice este clásico conjunto.

A veces los opuestos son capaces de crear el equilibrio perfecto. La suma más adorada de la moda, la de blanco y negro, es el mejor ejemplo de ello.

Este apetecible e invernal tono es una apuesta segura para completar con pantalones blancos.

El pantalón blanco puede resultar aún más rompedor si se combina con botas negras por encima y se añade un pañuelo al cuello. El resultado es un look conformado por básicos que, sin embargo, no resulta nada aburrido.

El combo de sudadera y americana encajará a la perfección con un par de pantalones rectos blancos. Añade unos botines con algo de tacón y un bolso de estilo bandolera.

Una de las mejores fórmulas para combinar los pantalones blancos consiste en optar por prendas de su mismo tono y crear un estilismo blanco perfecto para invierno haciendo uso de tonos marfil y crudos.

Una reformulación del total white consiste en cambiar el jersey blanco por uno de color gris perla o azul pastel. El efecto es el mismo pero con una ligera nota de color.

Otra opción para romper un look monócromatico blanco es añadir accesorios en un llamativo color, como por ejemplo esta bufanda de Acne Studios.

Si de tu armario cuelgan unos jeans blancos de estilo acampanado, prueba a llevarlos con chaquetas de cuero marrón estilo retro y polos.

Deportivas, bolso de nylon de Prada y un collar de eslabones serán los mejores aliados de tus pantalones blancos si buscas obtener un look de carácter sporty.

Azul marino, negro o beige son colores que siempre encajan con unos jeans blancos. Búscalos en piezas atemporales y básicas.

Pantalones blancos acampanados, de Dior (1.500 euros).

Vaqueros blancos, de The Kooples (175 euros).

¡Lo quiero!

Jeans blancos, de Weekday (50 euros).

¡Lo quiero!

Pantalones blancos de chándal, de Guess Activewear.

¡Lo quiero!

Fuente: Leer Artículo Completo