H&M lanza su primera colección vegana con certificado PETA

Una chaqueta acolchada rellena de flores silvestres recogidas a mano, un vestido de pelo sintético creado con redes de pesca, un conjunto de (aparente) cuero realizado con deshechos de uvas, unas botas de pescador de caucho que parecen neopreno o una camiseta tie-dye realizada con un proceso de coloración sostenible. Sí, es posible. H&M acaba de ganarse -por primera vez- el apoyo de PETA (Personas por el trato ético de los animales) y se asocia a esta organización en el lanzamiento de su tercera colección vegana, ‘Co-Exist Story‘, como parte de su línea de Innovation.

Decir que la compañía sueca es de las pioneras en sostenibilidad no es ninguna novedad: llevan más de 20 años investigando técnicas para poder adaptar este concepto a su diseño. Y ya puede presumir de afirmar que el 65% de su producción procede de fuentes sostenibles, una cifra que pretende llegar al 100% en, tan solo, menos de diez años (su ‘Objetivo 20-30‘).

«H&M ha invertido durante años en nuevas innovaciones y ha brindado apoyo para empresas emergentes a través del Laboratorio de Innovación Circular del Grupo H&M y el premio al Global Change de la Fundación H&M. Innovation Stories -de la que ‘Co-Exist Story’ es la tercera entrega-, es una plataforma emocionante para que podamos continuar probando y mostrando nuevas innovaciones y conceptos», explica Manil Dubois, diseñadora senior de la compañía, para Harper’s Bazaar España.

La idea de estas líneas de Innovation es la capacidad de H&M de vincular su trabajo al apoyo a científicos y gente innovadora del sector para que la moda cambie y pueda dirigir su mirada a la producción sostenible. Gracias a estas colecciones la compañía prueba nuevos materiales y tejidos para que también el fast fashion pueda dar un paso al frente y cambiar la moda.

«Para el equipo de diseño que trabaja en la colección ‘Co-Exist Story’, el principal desafío era el mismo que en todas las colecciones: equilibrar la funcionalidad y la versatilidad con piezas que se sean deseables y atractivas. Afortunadamente, contamos con un marco de sostenibilidad fantástico en H&M y tenemos relaciones muy sólidas con varias empresas que producen materiales animal-friendly y que han estado vigentes durante años», dice orgullosa la diseñadora por poder trabajar con alternativas a los tejidos animales que la industria siempre ha empleado, y continúa explicando: » Fue muy emocionante trabajar con algunas innovaciones de vanguardia para esta colección, pero para mí, lo más destacado es el FLWRDWN ™, una alternativa de relleno animal friendly hecha con una combinación de flores silvestres, un biopolímero y aerogel, y que se utiliza por primera vez en esta colección en nuestras piezas acolchadas. También usamos ECONYL®, un nailon regenerado hecho de desechos de nailon en algunas de nuestras prendas de punto, que de otro modo contaminaría la tierra».

En esta colección, además de estos dos nuevos materiales que comenta Dubois, se han añadido también otras innovaciones a las prendas, como el Yulex -caucho natural-, el SpinDye -una técnica de teñido sostenible- o el VEGEA, uno de los que más sorprenden y al que Dubois también hace mención: «Es una alternativa de origen vegetal a los cueros a base de aceite y animales elaborados a partir de los subproductos de desecho de la industria del vino. VEGEA fue uno de los ganadores de los premios Global Change Awards de la Fundación H&M en 2017, por lo que es algo que hemos rastreado durante un tiempo y en lo que realmente creemos, y un buen ejemplo de un material innovador que contribuye a la circularidad».

Si además de estas técnicas animal friendly algo destaca de la colección es el rompedor diseño de sus prendas. Inspiradas en los años 90 alternan siluetas que ofrecen desde sensuales vestidos ajustados con pelo sintético en las mangas, pasando por bermudas acolchadas, bolsas de viaje con prints rompedores o botas altas por la altura de los muslos. Y además tampoco los colores dejan a nadie indiferente: desde los más neutros como el color crema hasta los más llamativos y transgresores para dar calor al invierno materializándose en naranjas flúor y verdes vibrantes. Pero aún hay más: ‘Co-Exist Story’ incluye una línea beauty de dos pintalabios (uno mate y otro con brillo) y tres lápices de ojos.

La estética de ‘Co-Exist Story’ está pensada para ser el centro de atención, pero también para convivir con el resto del fondo de armario en un vestuario que busca la emoción, el vincular cada una de sus prendas a un momento, a un concepto o a una circunstancia: «En H&M siempre tenemos en mente la longevidad cuando diseñamos colecciones. Diseñamos nuestra ropa para que sea versátil y duradera, que se pueda usar de muchas maneras diferentes y duren las próximas temporadas antes de que finalmente se entreguen o se reciclen. También queremos involucrar a nuestros clientes en esta idea de lo que internamente llamamos ‘durabilidad emocional’: se trata de enamorarse de su ropa, cuidarla y usarla durante años», cuenta Dubois.

Co-Exist Story‘ está pensada, como su nombre indica, para personas que aman la naturaleza, la biodiversidad y la convivencia y el cuidado con los animales. Aquellos que «pueden ser habitantes de la ciudad a los que les encanta socializar, pero que están igualmente feliz al ponerse las botas de goma y dar un paseo por el bosque».

Cuando además preguntamos por el proceso creativo nos cuestionamos la relación entre materiales y forma, la capacidad que estos nuevos tejidos y técnicas sostenibles ofrecen para que desde el equipo de diseño se pueda hacer realidad la idea previa: «Se trata de una combinación de los dos: puedes comenzar teniendo una idea en la cabeza pensada para una pieza que cambia y evoluciona cuando comienzas a probar materiales, que es la parte divertida».

Además uno de los retos principales a los que se enfrenta la industria de la moda es el de mantener los mismos precios sobre aquellas piezas que han sido elaboradas bajo parámetros de sostenibilidad. En el ‘fast fashion’, H&M logra equilibrar la balanza : «Creemos que es posible ofrecer fashion-forward (ropa de vanguardia) con una filosofía sostenible a un precio democrático. Consideramos que esas cosas no deben ser mutuamente excluyentes» dice la diseñadora, confirmando que el precio de esta colección no eleva su cifras por ser animal-friendly y que pretende continuar manteniendo los mismos para que todos sus clientes puedan unirse al cambio.

Esta entrega de Innovation, que toma materiales de países como Italia o China, además de concienciar sobre el respeto por los animales, también quiere demostrar al consumidor la capacidad que la moda tiene para comenzar a incluir en sus propuestas colecciones veganas que mantengan la misma calidad que las fabricadas hasta el momento. Por eso una de las ideas en las que se hace hincapié desde H&M es en la de la convivencia entre estas series de prendas innovadoras y las convencionales, para poder comparar ambas y comprobar que ambas pueden ser igual de ponibles, solo que una está certificada por haber sido realizada de manera vegana: «Cada prenda de la colección lleva la etiqueta «vegano aprobado por PETA«, por lo que cada pieza se adhiere a las estrictas pautas de certificación de PETA y no contiene fibras de origen animal».

Co-Exist es la tercera entrega, pero ya las dos anteriores trabajaron también la materia de la sostenibilidad en su lanzamiento: la primera presentó materiales innovadores y la segunda se centró, en cambio, en técnicas de coloración. No cabe duda de que si el ‘fast-fashion’ se sumerge en este ámbito la mirada del futuro no dirige su rumbo hacia otro lado que no sea el de comprometerse con el cuidado del planeta y a los animales.




Fuente: Leer Artículo Completo