Los grandes momentos de la moda que hemos vivido en 2021

Echar la vista atrás y pensar en las conclusiones que extraemos de 2021 parece fácil, pero no lo es. ¿Y si pensamos en los hitos de moda? Este año ha habido muchos: desde la locura por la gasa en las alfombras rojas, hasta los cambios de directores creativos, pasando por los ciclos de tendencias que han aparecido y se han ido rápido o todos los debates acalorados sobre quiénes deben ser y quiénes no los iconos de estilo.

El vocabulario visual que envuelve la moda de 2021 es más extraño y auténtico que cualquier otro que recordemos, y ha preparado el escenario para una disrupción de estilo aún mayor que llegará este 2022. Por eso repasamos 17 de los momentos que definieron este 2021 tan salvaje en la moda y hablamos sobre lo que significaron -y significan- para nuestros armarios y lo que significarán también durante en los próximos meses.

DOS AHORA ES SINÓNIMO DE UNO

¿Por qué mirar atrás con nostalgia cuando podemos hacerlo mejor con alegría al ver la colaboración de Gucci y Balenciaga? Esta es la idea que vende The Hacker Project, una mezcla salvaje de grandes éxitos de dos de las firmas más codiciadas del planeta. ¿El resultado? Bolsos urbanos de doble G y zapatillas con detalles florales que, de alguna manera, hicieron que ambas marcas fueran aún más codiciadas.

Pero la fusión de Gucci y Balenciaga no ha sido la única colaboración que ha inundado nuestros feeds de Instagram. Fendi también decidió asociarse, lanzando una colección con muchos logotipos para la (muy, muy buena) marca de SKIMS de Kim Kardashian. Lo mismo sucedió con la fusión más sonada de Versace, llamada Fendace, un secreto que se guardó hasta pocas horas antes de debutar en la Semana de la Moda de Milán (con, nada menos que Kristen McMenamy abriendo el espectáculo y Naomi Campbell cerrándolo).

En el terreno de la moda urbana, New Balance dio la mano a Miu Miu, Adidas mantuvo en alza sus zapatillas Luna Rossa para Prada y, Supreme creó una colección de joyería con Tiffany & Co.

GRACIAS, VIRGIL ABLOH

No podemos mencionar las colaboraciones sin rendir homenaje a Virgil Abloh , quien convirtió su marca Off-White en un nombre que nos resulta muy familiar, en parte gracias a su enfoque expansivo (y visionario) de las colaboraciones. Desde Byredo hasta IKEA, Off-White probó los límites a los que puede pertenecer una marca de moda. También nos ofreció sorpresas como las colecciones de ropa masculina de Louis Vuitton, que cimentaron aún más al nativo de Illinois como un cambio de juego en el mundo de la moda y la cultura popular. Como Zandile Blay escribió en su Vigilia por Virgil: “ Vivió solo 41 años. Y en 11 cortos años de su carrera postuniversitaria logró reescribir radicalmente las reglas de quién obtiene un lugar en la moda». ¿Qué pasa con ese asiento vacío de Abloh? Nadie podrá llenarlo jamás.

LAS CURVAS DAN DINERO

El dinero habla más que las palabras y, en 2021, varias marcas de lujo invirtieron en la representar (por fin) las curvas en sus anuncios, una primicia que se necesitaba desde hace mucho tiempo en la industria. Eso significa que vimos vallas publicitarias de Versace protagonizadas por Precious Lee, Chloe apostando por la ‘it-girl’ Paloma Elsesser, a Tess McMillan en los nuevos anuncios de Gaultier y la belleza holandesa Jill Kortleve protagonizando las campañas de Chanel y Valentino.

Un paso merecido (que llega demasiado tarde) hacia una mayor diversidad corporal en la moda que aparece cuando iconos del estilo como Lizzo y Barbie Ferreira demuestran que la belleza y el estilo no tiene nada que ver con el cuerpo. Esta nueva incorporación en la moda, además, permite que mujeres como Lauren Chan (que también diseña su propia línea de lujo de talla grande, Henning) ganen dinero al frente de las redes sociales.

REDUCE, REUSA Y… ALFOMBRA ROJA

2021 fue el año en que la sostenibilidad perdió su significado (no, tus jeans no son sostenibles solo porque están hechos de algodón en lugar de plástico, y… no, esa piel sintética no es sostenible solo porque está hecha de plástico en lugar de pieles). Pero aunque a algunas marcas les gusta el green washing, otras han optado por innovar (de verdad).

2021 vio el nacimiento de estrellas del upcycling como Conner Ives, el veterano de Fenty cuyos vestidos tienen a los compradores de Net-a-Porter en alerta roja. La tela muerta, es decir, textiles encontrados o reutilizados, también son un sello distintivo de las marcas favoritas de famosas como Batsheva, Emily Bode y Chopova Lowena, así como de las colecciones recientes de Proenza Schouler y Alexander McQueen. El upcycling incluso se ha abierto camino en el metaverso, gracias a la ropa de calle de Lyz Olko que aparece en los estilismos de la influencer virtual Lil Miquela.

Luego está Tara Subkoff, la actriz convertida en diseñadora que añadió el término upcyling a su etiqueta ‘Imitation of Christ’, a principios de los años 2000. El espíritu y el nombre de Subkoff sonó con mucha fuerza en septiembre, cuando realizó una actuación con modelos, artistas y amigos en una iglesia y vistió a bailarines con ropa reciclada y rediseñada de su colección vintage, que además se agotó en horas a través de The RealReal.

UNA OLIVIA PARA TODOS

¿Te llamas Olivia? Felicidades. Es nombre de mujer de éxito. La ganadora del Oscar Olivia Colman, la aclamada actriz y directora Olivia Wilde; el fenómeno del pop adolescente Olivia Rodrigo; la sensación de TikTok y heroína de Cruel Summer Olivia Holt; la estrella de Sports Illustrated y sabia de la música clásica Olivia Culpo; la mejor amiga de Internet Olivia Perez; la influencer Olivia Jade Giannulli; la musa nigeriana Glossier Olivia Anakwe; la diseñadora de pijamas Olivia Von Halle y la estrella de la pasarela danesa Olivia Vinten. Todos estos nombres podrían usar el nuevo lápiz labial In Love with Olivia de Charlotte Tilbury, porque sienta muy bien a cualquier tez y, con ese nombre… Tiene el éxito asegurado.

EL ATAQUE DE CHRISTOPHER JOHN ROGERS

Si crees que el amor es un campo de batalla es porque no conoces bien la industria de la moda. Christopher John Rogers es un diseñador independiente que ha conquistado todos los frentes en 2021 con un inteligente plan de ataque: ropa alegre combinada con prendas de mass market presentados en su colección para Target; una línea que mantiene su reputación gracias al apoyo de celebridades sobre la alfombra roja como Zendaya y Gwyneth Paltrow.

Aún excluyendo estos acontecimientos, seguiría siendo uno de los diseñadores más aclamados del Upper East Side gracias a la sastrería nítida y el bordado de arcoíris característico que refinó por primera vez en el Savannah College of Art and Design. Y aún hay más. Sus diseños están pensados tanto para «las chicas que solo quieren salir» como para «las chicas que solo quieren estar en el sofá todo el día, pero están guapas para fotografiarse en sus selfies«. En pocas palabras: si 2021 no te hizo querer una pieza de Christopher John Rogers, puede que debas visitar al oculista antes de 2022.

VISITA AL ARMARIO DE TU PADRE

Nunca hemos tenido envidia del armario masculino hasta ver a Joel Madden combinando una sudadera con capucha de Vans, un collar de Chanel y eyeliner en 2005. Desde entonces hemos ido dando pequeños pasos en este terreno de hombre, pero este año todo ha cambiado.

Mientras Harry Styles convierte las boas de plumas de Gucci en prendas básicas para el día a día, Pete Davidson complementa sus sudaderas con capucha de Chrome Hearts con collares de perlas de Susan Alexandra, Offset trae a París prendas de mezclilla de retazos japoneses y ropa deportiva americana neón, y Kid Cudi nos sorprende en su aparición para asistir al desfile de Givenchy con su pelo technicolor.

LO ACTUAL ES VINTAGE Y VICEVERSA

Érase una vez un reino mágico llamado Limited Too que nos permitió vestirnos como hacemos a veces en nuestros sueños, como si versaran sobre la película de ‘Troop Beverly Hills‘. Acompañada de otras firmas como Contempo Casuals, Gap, Urban Outfitters y el catálogo de Delia, el reino de Limited Too incluye minifaldas de colores pastel brillantes, gargantillas de corazón con cuentas, cárdigans de rayas difusas, sandalias de plataforma con purpurina y monos negros de canalé que probablemente no vestíamos desde que teníamos 13 años. Hoy estos guiños de moda arrasan en la Generación Z, como muestra Olivia Rodrigo en su cascada de estilo vintage de los 90, que incluye un traje rosa de Chanel (usado alguna vez por Linda Evangelista) y un tartán de Marc Jacobs reinventado de la famosa línea grunge del diseñador alrededor de 1993 (para los novatos: es la línea que hizo que Jacobs fuera despedido de Perry Ellis por ser, literalmente, demasiado buena para la marca. Afortunadamente, él comenzó la suya propia).

La influencia de los 90 se extiende también entre las ‘tops’ del momento, como vemos en los crop tops de Bella Hadid o en el estelar momento denim de Rowan Blanchard con Miu Miu. También esta referencia de épocas pasadas infantilizada se puede observar en los trajes de falda de Moschino o en detalles que Blumarine presentó para la primavera de 2022.

EL NFT

Puede parecer absurdo que un código de ordenador para una imagen digital valga toneladas de dinero, pero el mundo de la moda se está contagiando de estas nuevas formas de consumo y celebridades y firmas como Givenchy, Emily Ratajkowski, Coach y Adidas crean tokens no fungibles para sus fanáticos más visionarios. Algunos diseñadores incluso incluirán NFT como parte de sus colecciones de pasarela reales el próximo año, dando un nuevo significado al verbo comprar y empujando a las marcas de moda -aún más- a sumarse al metaverso.

LA IMPORTANCIA DE LO NATIVO

El ascenso de Haaland refleja el ascenso de otros diseñadores indígenas americanos como Amy Denet Deal, ex diseñadora de Puma y Reebok que fundó 4Kinship para mostrar el arte nativo y apoyar programas de ayuda mutua junto con Korina Emmerich, cuyas piezas para EMME Studio se encuentran actualmente a la vista en el Museo Metropolitano de Arte.

En la pasarela, la modelo de la tribu navajo Quannah Chasinghorse ha desfilado para Chanel y Chloé, y posó para la portada de ELLE americana, llevando con orgullo sus tatuajes tribales a la vanguardia de la belleza moderna. También Valentine Alvarez, la favorita de Marc Jacobs, protagoniza el último look book de Moschino. Y no será la única mujer indígena en conseguir un hueco en una campaña de marca de lujo, ya que una agencia de Vancouver llamada Supernaturals abrió este año con una lista de rostros indígenas.

LA VUELTA DE CARRIE BRADSHAW

Desde que apareció en la pantalla ‘And just like that‘ nació un nuevo look adulto para mujeres profesionales que evitan el clásico «uniforme» working girl de pantalones negros, chaqueta negra y tacones negros destalonados. Desde la relajada silueta de bailarina de Carrie con una falda acampanada, cintura ceñida y un top con volantes hasta el nuevo interés de Miranda en Dries Van Noten y el eyeliner. ‘And just like that‘ está convirtiendo el envejecimiento en un momento de estilo aspiracional para millones de personas. ¿Y por qué no?

NOMBRES QUE COMPITEN

El premio LVMH es uno de los más prestigiosos de la moda. Tanto que sus ganadores anteriores fueron los directores creativos de éxito Jacquemus y Wales Bonner.

Cuando el comité de jueces, que incluía a Stella McCartney y Maria Grazia Chiuri, nombró a la diseñadora albanesa Nensi Dojaka como la homenajeada en 2021, tocó fijarse en ella: desde su manejo de los cortes y costuras arquitectónicas (que debe más que un guiño a los vestidos de vendaje de Hervé Léger) hasta los estilos más sobrios que crea. Dojaka deforma su tela elástica hasta conseguir parecerse a la tela de araña, con más piel expuesta que cubierta en sus exclusivas piezas.

También este año han tenido relevancia otras marcas independientes como Rui e Isa Boulder o el aclamado sello londinense KNWLS, que agudiza la obsesión por la corsetería y, en lugar de ocultarla, decide enseñar la cintura con sus prendas. Otra mención necesaria de la CFDA es Maisie Wilen, quién parece tener al clan Kardashian-Jenner de su lado, así como otros diseñadores más consolidados, como Anthony Vaccarello en Saint Laurent o Richard Quinn, que apuestan con fuerza por varias de las tendencias que continuarán triunfando en 2022, como los catsuits o monos ajustados de cuerpo entero con estampados de margaritas o en colores neón, como los que se vieron por última vez en el armario de de Brady Bunch.

Eso sí, una pauta queda clara: la nueva guardia de los creadores de estilo apuestan por visibilizar nuestra piel con los diseños de sus siluetas.

COMO SI PERTENECIERAS A SLYTHERIN

TikTok influye en la moda. Es hora de hablar sobre la estética que reina en esta red social en la que se combinan piezas básicas de la escuela preppy –como las faldas escocesas- con otras prendas como las blazers que respiran aires góticos. Entre los ganadores de la estética favorita de 2021 en TiKToK se encuentran las faldas de colegiala, el estampado escocés de tartán y las blazer como las de la firma Veronica Beard.

EL TWITTER DE LA MODA

Internet es una ventana abierta a las opiniones. Los expertos digitales en Twitter, Instagram y TikTok convierten estas plataformas en fuente de crítica y debate y tratan temas que abarcan desde los méritos de Raf Simons hasta el trabajo de JJ Abrams. Pero esto no es solo un colectivo de voces emergentes. Existen críticos como Emilia Petrarca (The Cut ), Pierre A. M’Pelé ( GQ Europa) y Louis Pisano (de BAZAAR USA ) que a menudo guían el discurso, mientras que otros talentos emergentes como Kim Russell (@thekimbino), Hanan Besovic(@ideservecouture) y Maya AlZaben (@mayazaben) educan diariamente a multitud de usuarios sobre la historia de la moda.

Existen opiniones, lecciones y guías de estilo como las de Rachel Tashjian, que escribe semanalmente sus «Opulent Tips«, o las pautas con las que Amy Odell continúa emitiendo juicios de la industria en sus duros artículos de opinión.

A medida que la industria continúa cuestionando las ideas de belleza y moda, este ecosistema de tribus de estilo online tiene como objetivo responsabilizarlo y actuar como moderadores, al mismo tiempo que se siguen sumando nuevas voces que serán la próxima generación de personalidades críticas de la moda.

UN SHOWROOM PROPIO

Las setas y los hongos son un acompañante perfecto en los raviolis, pero, más allá de la gastronomía, también son un elemento revolucionario en la moda. Consiguieron formar dos corrientes diferentes. Una fue en los estampados, ya que Rodarte, Brandon Maxwell y Tory Burch apostaron por incluirlas en los estampados de sus colecciones. La otra corriente habla sobre materiales: ha nacido un nuevo textil llamado Mylo de la compañía Bolt Threads que imita el peso y el acabado de otras pieles sintéticas, pero proviene de fibra de hongo en lugar de plástico.

También en marzo, Hermès anunció su propio cuero de hongo, llamado Sylvania, que se incorporará a los diseños de bolsos existentes de la firma.

LA CIUDAD DE NUEVA YORK

Cuando Nueva York reabrió después de un año de pandemia, el mundo minorista abrazó la Gran Manzana con una serie de artículos imprescindibles que fusionan el orgullo local con la credibilidad del estilo. Siempre ha sido una ciudad pionera en merchandising, pero ahora grandes marcas hacen alarde también de la Gran Manzana. Entre las ganadoras: el bolso de Coach que honran a los bagels de Zabar y al chocolate caliente de Serendipity 3; la nueva asociación del MoMA con Champion; ‘Our Lady of Rocco’, una nueva colaboración de La Ligne y Carbone; la sudadera con capucha de Only NY City Park y el tote bag New York o Nowhere que se ha convertido en un grito de guerra desde Staten Island hasta Stuyvesant Town.

VESTIDOS DE FIESTA

Por si te has olvidado de ellos: los vestidos de fiesta y la ropa festiva continúa su legado por todo lo alto. Ahora incluso más que nunca para volver a recuperar su espíritu más puro.



Vía: Harper’s BAZAAR US

Fuente: Leer Artículo Completo