Los trucos de moda que necesitas para parecer más delgada y evitar que la Navidad te pase factura

Las navidades son unas fechas en las que además de regalar y recibir regalos, regresar al hogar familiar y quedar con los amigos, solemos permitirnos algunos caprichos gastronómicos que, poco a poco se van acumulando en nuestro cuerpo. Si además eres de las que se deja llevar por los lineales de los supermercados repletos de turrones y panettones en noviembre, y no te preocupas por darle a tu cuerpo un respiro, puede que a estas alturas ya hayas cogido un par de kilos. Pero no te preocupes por esto, que bastante malo ha sido el 2020, porque tenemos los trucos que necesitas para parecer más delgada y que la Navidad no te pase factura.

El más conocido de todos es que el color negro es un comodín a la hora de parecer más esbelta. Pero si además apostamos por este color en un vestido con aberturas laterales el efecto estilizador está garantizado. Si lo que tenemos es una figura de cintura marcada y caderas poderosas, lo que nos viene bien es un vestido del mismo color pero con el bajo acampanado.

A pesar de que las temperaturas pueden no invitarnos a ello, las minifaldas y los vestidos cortos también pueden ser muy favorecedores, especialmente si apostamos por aquellas prendas que quedan ajustadas a la cadera pero tienen un volante en el bajo. Un pequeño detalle que nos proporciona una silueta estililizada que se multiplica si además apostamos por unas botas hasta la rodilla.

Si prefieres apostar por los pantalones, necesitas buscar en tu armario, o en tu firma favorita, diseños como el palazzo o el culotte que te ayuden a no marcar excesivamente los muslos. Pero si además quieres lograr un efecto piernas kilométricas los primeros te vienen mejor, porque te permiten esconder el calzado tras el bajo de la prenda.

Otro truco infalible para las mujeres de muslos prominentes son los estilismos con faldas vaporosas que si, además, tienen el bajo irregular, pueden ser un excelente aliado a la hora de disimular el volumen del tren inferior. También es muy útil tener en el armario un vestido camisero, porque además de ser una prenda muy práctica que nos puede solucionar muchos looks sin esfuerzo, su cierre de botones frontal crea una línea que alarga nuestra silueta y estiliza los muslos.

Otro truco infalible para los vestidos, las prendas que mejor nos sientan, son los cinturones o lazadas a contraste, que nos ayudan a marcar las formas y a estilizar nuestra figura. Si tu tren superior es corto es importante decantarse por un accesorio fino, mientras que si es largo te vendrá mejor uno estrecho.

Si queremos un armario que además de bonito sea favorecedor, en él no pueden faltar unos pantalones de tiro alto con los que meteremos por dentro el jersey o la camisa con los que queramos completar nuestro look. Así resaltaremos las formas de nuestra silueta y nos harán parecer más delgada. Un efecto que se multiplicará si apostamos por una blazer cropped que, al contrario que en su diseño más original, evitará que parezcamos más anchas.

Fuente: Leer Artículo Completo