Mango tiene los monos perfectos para cualquier ocasión

Aunque los orígenes del mono se remontan al uniforme de trabajo, hoy la prenda ha evolucionado hasta convertirse en un referente de estilo tan versátil que es capaz de cubrir desde las necesidades estilísticas más funcionales hasta las más sofisticadas. Lo hemos visto convertido en el recurso cotidiano favorito de influencers y entendidas, confeccionado en un favorecedor tejido de efecto piel. Pero de ser un icono utilitario declinado en denim por ejemplo, apto para las ocasiones más desenfadadas del día a día, la noche no se le resiste y los diseños que lo reformulan utilizando terciopelo o apliques de lentejuelas añaden un potente efecto hiperfemenino. Para demostrarlo, Mango ofrece hasta cinco versiones de esta prenda con la que podrás adaptar tu estilo a cualquier ocasión.

Código desenfadado

La comodidad es una de las principales premisas sobre las que el mono siempre tiene prerrogativa. Este de algodón y manga larga en azul oscuro con escote de pico y cinturón a juego en el mismo tejido es ideal para llevar tanto para estar cómoda en casa como para lucir en una mañana de domingo.

Noches de terciopelo

La sofisticación también es un terreno en el que el mono se desenvuelve con soltura. Este modelo de terciopelo negro incorporaun fajín que marca la cintura y estiliza la silueta, además del efecto voluminizador de las hombreras.

Jornada laboral

La versión más fiel con la tradición utilitaria del mono es esta prenda elaborada en tejido vaquero negro con cinturilla elástica, cremallera frontal y cuello con solapas. Perfecto para combinar con una blusa romántica de cuello con volantes y un par de botines camperos de ante.

Líneas maestras

El juego de asimetrías convierte este mono en un básico de cóctel, tan sencillo como efectista, gracias a la manga alarga ajustada y la pernera recta, que puede combinarse tanto con bailarinas planas como con un par de sandalias de tacón.

Clásico infalibe

Sin duda el héroe indiscutible de los monos. Inspirado en el uniforme de trabajo, con manga larga, cinturilla con hebillas, cierre de botones a presión y cuello de solapa, esta prenda no conoce límites y, temporada tras temporada se reversiona como un comodín infalible para rematar un look casual y desenfadado.


Fuente: Leer Artículo Completo