Sandalia pala, mule o tu amor de verano: este zapato plano de Louis Vuitton te solucionará el armario

"- What's your name?

– Go away.

– That's a wierd name."

Blue Valentine, Derek Cianfrance (2010)

Quien se haya enamorado con una mirada azarosa, por casualidad paseando por la calle, sabrá que el amor no tiene nombre. Los desconocidos que nos encienden el corazón por la calle y copan nuestra atención durante el resto de la mañana (o el día, o la semana, pocos flechazos callejeros se dilatan más en el tiempo) solo son caras, labios, cazadoras, melenas, ojos y sonrisas. Quizá se llamen Álvaro, o Bárbara, o Marcos, o María. Quizá les gusten las novelas del siglo XIX, quizá las estanterías de su casa estén llenas de vinilos de grupos de los setenta, quizá coleccionen rojos de labios o quizá sueñen con dejarlo todo e irse a Bali y montar un chiringuito. Nunca se sabe y nunca se sabrá: pero ahí queda el recuerdo.

El amor no tiene nombre pero da igual, porque sigue siendo amor. Estos zapatos planos de Louis Vuitton tampoco tienen un nombre establecido – podrían llamarse sandalias, palas, mules… – pero ya ocupan un hueco en nuestros corazones. Pronto, también lo harán en nuestros armarios.

© Creatividad de Mar Lorenzo Sales

Este zapato – llamémoslo así, tú encuádralo en la categoría de calzado a la que creas que se adecúa mejor – pertenece a la colección de LV Escale de la firma, presentada hará apenas dos semanas y orientada al verano que vendrá. En ella hay bañadores, bikinis, bolsos, mil y un accesorios y unos cuantos pares de zapatos de los que destacamos concretamente estos, por cómodos, por funcionales, por fáciles, por versátiles.

Dicha sandalia o mule plana está disponible en cuatro formatos distintos, tres de idéntico diseño pero diverso color y uno completamente diferente. ¿Logos o rayas marineras?

© Cortesía de Louis Vuitton

No hay por qué mentir: nos quedaríamos con cualquiera de los cuatro modelos. En ellos gastaríamos nuestros ahorros y por ellos volveríamos a las tiendas físicas de Louis Vuitton, que han abierto ya, algunas con formato con cita previa (en calle Serrano, Madrid; en Puerto Banús y en Valencia) o sin ella (en el caso de la de Palma de Mallorca). Todas, por su puesto, respetando todas las medidas de distanciamiento y seguridad establecidas.

© Cortesía de Louis Vuitton

La conclusión de todo esto es que, al fin y al cabo, da igual si estos zapatos de Louis Vuitton son unas sandalias, unas palas o unos mules, lo importante es que elevarán nuestros estilismos de verano a la máxima tendencia. Son nuestro amor de verano aun sin haber empezado.

SUSCRÍBETE AQUÍ a nuestra newsletter para recibir todas las novedades de Glamour.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo