Todas las veces que Lady Di se vistió de novia y fue tendencia

A pesar de que sea uno de los mayores iconos de estilo de la historia y una de las mujeres más elegantes de todos los tiempos, no todos los looks de Lady Di se recuerdan de la misma manera, ni con el mismo cariño. Mientras que algunos han superado con creces las fronteras del tiempo e, incluso, han dado forma a tendencias actuales que copan las pasarelas, otros no han envejecido de la misma forma. En líneas generales podría decirse que el armario más casual de la que fuera princesa de Gales resulta, a día de hoy, bastante más inspirador, o, al menos, mucho más replicable, que sus estilismos más formales. Entre todos ellos, el vestido de novia de carácter victoriano y muy opulento que Diana de Gales lucía aquel soleado 29 de julio de 1981 en catedral de San Pablo en Londres es uno de los menos amados de la actualidad, a pesar de ser uno de sus estilismos más famosos. Las razones pueden comprenderse no desde lo estético (y es que hay que aceptar que aquella pieza diseñada por David y Elizabeth Emanuel es toda una obra de arte) sino teniendo en cuenta lo mucho que han cambiado las costumbres y códigos nupciales.

Ese vestido diseñado por aquella pareja de desconocidos (hasta entonces, claro) que la propia Diana eligió cumplía el protocolo al milímetro se convertiría en el gran referente para vestidos nupciales de la década de los 80 pero, cuatro décadas después, no resulta igual de inspirador para las novias actuales. A día de hoy, el minimalismo triunfa frente a lo más fastuoso, las normas y códigos cada vez están más difuminados y, si hay algo que caracterice a las novias actuales, esa es la originalidad.

Teniendo en cuenta esta última premisa, y aunque ya sabíamos que Lady Di había sido inspiración en muchas ocasiones para invitadas de boda, el armario de Diana de Gales se convierte así en un perfecto baúl donde buscar algo de inspiración, de tejidos, de detalles, de prendas y también de colores de novia y es que, aunque Lady Di solo se casara una vez, fueron muchas las galas o eventos formales donde la princesa acudió con vestidos o trajes blancos que merece la pena tener en cuenta.

He aquí once ejemplos que demuestran que Lady Di sí se vistió de novia en más de una ocasión:

En 1988 la princesa acudía a una cena en el Château de Chambord en Francia luciendo un epatante diseño estilo americana firmado por Catherine Walker. Toda una inspiración especialmente para novias civiles.

Ese mismo año, la princesa de Gales optaba por un diseño de seda en color crema para un concierto en Sydney que conpone la perfecta opción para novias que no quieran caer en el blanco más níveo.

Para una fiesta organizada por el Rey Constantino II de Grecia en Londres durante el año 1989, la princesa apostó por un vestido con detalles de abalorios y joyas firmado por Catherine Walker.

Diana acudía a una cena el Palacio del Eliseo de París con un vestido de seda completado con una torera, todo ello firmado por Victor Edelstein. Una inspiración para las que prefieran optar por nuevos tonos.

Lady Di lucía en 1989 en Hong Kong este estilismo diseñado por Catherine Walker que sería conocido y descrito como el ‘Elvis Look’. Toda una inspiración para novias que quieran optar por detalles diferentes.

La princesa Diana acudía a una cena en la National Gallery de Washington con un vestido de seda asimétrico decorado con cristales firmado por la firma japonesa Hachi. Una opción que bien podríamos ver en las bodas de hoy en día, especialmente como segundo vestido.

Diana de Gales acudía a la Opera Nacional para disfrutar de La Flauta Mágica de Mozart con este diseño midi de una de sus diseñadoras de cabecera, Catherine Walker, que a día de hoy bien podría servir para las novias.

Diana acudía a una cena organizada por el Emir de Bahrain at Al-Qudaibiya, en Bahrain, con un vestido está firmado por Emanuel y lleva tiara de Queen Mary. El diseño cuenta con apliques joya, hombreras, y un favorecedor detalle fruncido. Toda una inspiración para novias que busquen algo original y diferente.

En mayo de 1990, Diana acudía a una cena organizada por el presidente húngaro con un vestido con escote palabra de honor y repleto de apliques de perlas que completaba con uno de sus collares choker favoritos.

Las mangas abullonadas y los frunces de este vestido que Lady Di lució

Si eres de las que no puede dejar a un lado las lentejuelas ni para dar el ‘sí, quiero’, este conjunto de Lady Di puede ser la mejor prueba de que es factible elegir un look de novia sin renunciar a ellas.

Fuente: Leer Artículo Completo