Hanna toma el control; ‘Servir y proteger’

QUÉ HA PASADO

• Quintero chantajea a Eva para atrapar a Vlado Khan.

• Néstor se convierte en el mayor apoyo de Antonio.

• Lidia recibe un disparo y está a punto de morir.

Quintero piensa secuestrar al financiero de Kahn para obligarlo a salir de su escondrijo. “Si no puede contactar con su mano derecha, seguro que ese malnacido comete algún error que delate su paradero”, sopesa el dueño del Moonlight.

Hanna es su cómplice en el rapto. La camarera tiende una trampa a Larrea enel pub y allí logra dejarlo inconsciente para llevarlo después a un escondite. La ausencia del hombre en el barrio pronto se hace notar, sobre todo para Néstor y Lidia, que se hacen cargo de investigar la desaparición.

Los dos policías interrogan a Hanna, mientras Quintero sigue con Larrea en su refugio y lo tortura para que le dé claves de acceso a las cuentas de Vlado. “Quiero ver cómo ese asesino se maneja cuando no tenga dinero del que echar mano”, asegura Fernando.

Cerca de allí, Salgado descubre que Antonio se ha mudado a un hotel y decide mover ficha yendo a visitar a Claudia.

Sin embargo, antes de poner rumbo a casa de su compañera, el comisario le asigna una nueva misión: debe viajar a Tordal, una pequeña localidad en los Pirineos, y buscar información acerca del Vigilante. “Quizá se esconda por la zona o alguien pueda darte algún dato sobre dónde se halla”, explica Bremón.

Finalizada su aventura, Tomás regresa a Distrito Sur días más tarde y se encuentra con Miralles por primera vez después del beso que se dieron. “Debemos hablar de lo que pasó, pero todavía no es el momento”, dice ella con preocupación en el rostro.

Quien tampoco está en su mejor etapa es Eva. Después de que Fernando interceptara el camión en el que transportaba sus armas, está segura de que alguien la ha traicionado. Tanto ella como Bea sospechan de Bruno.

Fuente: Leer Artículo Completo