Qué ha pasado esta semana en ‘Tierra Amarga’ de Antena 3

  • Qué está pasando en ‘Tierra Amarga’: Demir asegura que no dejará a un lado sus problemas con Yilmaz si no le devuelven las tierras que le compraron cuando estaba en prisión

    Fekeli quiso terminar de una vez por todas con la rivalidad que existe entre Yilmaz y Demir. Y nada mejor para lograr su objetivo que organizar una velada en su casa entre las dos familias rivales. Si embargo, la reunión terminó de malas formas cuando Demir exigió que Akayya le devolviese sus tierras o no firmaría la paz con él.

    Una trampa para Demir

    Días después, Yilmaz le dijo a Fekeli que quería dejar a atrás su enemistad con los Yaman y centrarse en su familia: “Ahora que voy a ser padre, quiero que esta ciudad sea un lugar seguro para mi futuro hijo”. Así pues, rompió el único hilo que todavía le unía a sus grandes rivales vendiendo su parte de la cosechadora a un grupo de alemanes que están interesados en invertir en Çukurova. Demir se puso muy contento con la decisión que tomó Akkaya, sin saber que todo era una trampa para arruinarle.

    Ajena al problema en el que se ha metido su hijo, Hünkar convirtió a Saniyeen la nueva capataza, después de despedir a Gaffur. La mujer comenzó a dirigir a los empleados con firmeza y simpatía a la vez, demostrando que nació para ser toda una líder. “A partir de ahora trabajaremos sin descanso para sacar esta hacienda adelante y todos recibirán un salario justo y acorde a sus obligaciones”, comentó mientras repartía las tareas entre sus subalternos.

    Por su parte, Gaffur, que todavía no había liquidado su deuda con Hatip, vendió algunas de las joyas de Saniye para pagarle y evitar así que atentasen en su contra. Acto seguido, se presentó en el despacho del empresario y le hace entrega de todo el dinero que le prestó en el pasado: “Con esto ya soy libre”.


    Fuente: Leer Artículo Completo