‘Servir y proteger‘: Mil tardes al servicio de la ley

El 24 de abril de 2017 llegaba a la sobremesa de La 1 una serie distinta, alejada de los melodramas románticos o de época quese emitían en ese horario. La ficción policíaca Servir y proteger, de la productora Plano a Plano, pretendía enganchar a otro tipo de espectador con historias más reales, actuales y sociales. Objetivo cumplido: el viernes 9, la ficción llega a su capítulo número mil.

Tres de sus protagonistas, Juanjo Artero, el comisario Emilio Bremón, Luisa Martín, la inspectora Claudia Miralles, y Roberto Álvarez, Antonio Torres, médico del centro de salud y marido de esta última, nos hablan de ese camino interpretativo con el estreno de la sexta tanda, el lunes 12.

“Miralles será decisiva y tendrá mucha responsabilidad en el final de la quinta”, avanza Martín. “Es un éxito haber llegado hasta aquí con la competencia que hay en el mercado, y más con una apuesta nueva”, añade Juanjo Artero.

Para Roberto Álvarez, “su mejor virtud ha sido el enfoque inicial y su cambio de registro y de tramas. Alguien apostó por el géneropolicíaco y demostró que en la sobremesa también es posible”.

Luisa Martín, de carácter positivo, siempre supo que triunfaría en su franja horaria. “Es una serie entretenida, con personajes sólidos y un buen reparto, sin olvidar al equipo de casting y la dirección, que se superan cada temporada. Estoy muy agradecida”.

Artero afirma que en el capítulo mil se cerrarán tramas, aunque no todas, y destaca el peso de los papeles femeninos y de mayor edad. “A mí eso me beneficia como actor, y la presencia de las mujeres es importante. Además, la serie ha mejorado mucho en la acción, en el ritmo, en los exteriores… Ahora es más completa”.

Para estos veteranos actores, rodar a diario es un privilegio. “Cada día es un nuevo reto y a las series de cualquier tipo hay que venir a tope. Nunca sabes si va a seguir o si contarán contigo. Si bien es verdad que, a juzgar por los datos de audiencia, uno ha ido suponiendo que, efectivamente, mil y más capítulos eran y son posibles”, reconoce Álvarez.

La actriz que da vida a Miralles es de la misma opinión, y como una de las intérpretes principales de la trama, ha centrado su vida últimamente en la serie. “Es maravilloso tener trabajo y sentir que participas de algo tan bien hecho con unos medios tan escasos”.

“Es un esfuerzo inmenso de trabajo y estudio, un sacrificio constante de tiempo familiar, pero confío en que la situación mejore. Por otro lado, hacer una serie diaria es como jugar en la Champions: hay que mantener la calma y dosificar muy bien las energías. Y no están valoradas como se merecen”, añade la actriz.

Y uno de los aspectos a destacar de la ficción es que por su plató han pasado un buen número de actores conocidos, como Juanjo Ballesta, Elena Rivera… y solo algunos se mantienen.

“Nunca pensé que llegaríamos tan lejos, porque en televisión todo es una incógnita. Estar en una diaria requiere compromiso y mucho estudio, y no todo el mundo vale para trabajar en ellas”, asegura Juanjo Artero.

Todos los personajes han ido evolucionando capítulo a capítulo, como apunta el comisario Bremón. “Emilio se ha ido humanizando. Y su posición complicada, entre los jefes y los agentes, le ha supuesto un problema. Yo creo que ahora valora más las cosas importantes de la vida tras haber sufrido tanto. Yo considero un éxito este camino en televisión”, resume.

“Nunca pensé que una media de un millón de personas pudiera estar durante mil capítulos atenta a lo que este gran equipo decreadores ha sido capaz de generar. Me parece un milagro”, dice Roberto Álvarez que, como otros intérpretes de la serie, ha podido compaginar sus trabajos en los escenarios con el rodaje. “Antonio seguirá siendo fiel a si mismo”, adelanta.

La pareja de policías compuesta por el veterano y terco Elías (Fernando Guillén) y la impulsiva Nacha (Silvia Sanabria) fue una de las primeras en conquistar el corazón de la audiencia. Sus enfrentamientos iniciales dieron paso a una bonita amistad.

El personaje de Fernando Quintero (Eduardo Velasco) ha dado muchas vueltas a lo largo de estos últimos mil capítulos. Su relación de enemigo aférrimo primero y padre después con Alicia (Andrea del Río) humanizó a este villano que ha conquistado a los espectadores.

Quintero solo ha tenido un rival merecedor de sus fans, y ese ha sido Somoza (Raúl Olivo), el mafioso que durante varias temporadas se hizo con el control de la droga en Distrito Sur, y que siempre estaba acompañado por su fiel compañero (Armando Manzanedo).

Fuente: Leer Artículo Completo