‘Tiburón’, la primera gran película de Steven Spielberg, en ‘Días de cine clásico’

  • Tiburón (Jaws), basada en la novela del mismo título escrita por Peter Benchley, fue estrenada en 1975 y supuso un cataclismo en la carrera de un jovencísimo Steven Spielberg.
  • La cinta ganó tres Oscar, el Globo de Oro y el BAFTA en el apartado de Mejor música.
  • El cineasta se enfrentó a muchas dificultades en el proyecto, rodando en mar abierto, fabricando un escualo de fibra de vidrio, y triplicando los días de rodaje y el presupuesto. A pesar de ello, la cinta se ha convertido en una película de culto.
  • Tiburón llegó a recaudar en todo el mundo 350 millones de euros y aún ocupa un lugar en las 50 películas más taquilleras de la historia del cine.

    En la costa de un pequeño pueblo de Nueva Inglaterra un enorme tiburón blanco ataca a una joven. La policía deAmity pretende cerrar las playas pero, temiendo las fatales consecuencias que esto puede provocar en el negocio turístico, el alcalde se niega a hacerlo y a difundir la noticia. Pero un nuevo ataque del tiburón, en la propia playa y del que resultan muertas varias personas, hace que la situación tome un giro distinto. Una vez que se desata el pánico, el Sheriff Brody (Roy Scheider), acompañado en todo momento por Hooper (Richard Dreyfuss) y Quint (Robert Shaw), decidirán unir sus fuerzas en una lucha desesperada para asegurar la supervivencia de los ciudadanos y de esta forma poder acabar con la terrible amenaza acuática.De tal forma que un veterano cazador de tiburones, un científico y el jefe de la policía local se adentran en un barco para dar caza al temible escualo.

    La primera gran película de Steven Spielberg

    Tiburón está basada en la novela del mismo título escrita por Peter Benchley, el primer libro que publicó el escritor neoyorkino y que tuvo un gran éxito. Él mismo participó en la elaboración del guion de este filme junto a Carl Gottlieb, para dejar la dirección en manos de un Steven Spielberg que empezaba como director de largometrajes.

    Spielberg se puso al frente de un proyecto que no ganó para sobresaltos, y no provocados precisamente por el tiburón. El cineasta amenazaba con abandonar la dirección si no le daban carta blanca para realizar algunos cambios creativos que él consideraba oportunos. Consiguió que lo dejaran rodar en mar abierto, en concreto, en el océano Atlántico, en vez de conformarse con las piscinas de los estudios Universal que facilitan la labor. Esto llegó a alargar el rodaje de 55 a 159 días, y a triplicar el presupuesto inicial, de 3,5 millones de dólares a 9.

    Por otro lado, ante la imposibilidad de ‘domesticar’ un tiburón real, se construyeron réplicas de fibra de vidrio que se controlasen de forma mecánica, lo que le dio otro buen mordisco al presupuesto.

    Pero, pese a todos los sobresaltos e improvisaciones del rodaje, los 9 millones de dólares invertidos se recuperaron prácticamente íntegros durante el primer fin de semana de su estreno. La película se convirtió en un éxito de taquilla, catapultó a Spielberg y consiguió 3 Premios Oscar de los cuatro a los que estaba nominada: el de mejor montaje, mejor sonido y mejor banda sonora. Y es que la música de John Williams, imprescindible para incrementar la tensión durante el largometraje, ya es todo un clásico en la historia del cine.

    Esta fue la primera colaboración del compositor con Spielberg, una alianza que continuó en otros títulos como Encuentros en la tercera fase, ET, el extraterrestre, la saga de Indiana Jones, Salvar al soldado Ryan o Parque jurásico.

    Tiburón (Jaws). EE.UU., 1975. Terror. 124 min. Dir.: Steven Spielberg. Int.: Roy Scheider, Robert Shaw, Richard Dreyfuss, Lorraine Gary, Murray Hamilton, Carl Gottlieb, Jeffrey C. Kramer, Susan Backlinie, Jonathan Filley.

    Fuente: Leer Artículo Completo